viernes, 9 de septiembre de 2022

¿Quienes somos?

Una de las preguntas más importantes que nos solemos hacer a lo largo de nuestra vida es quiénes somos. Es una pregunta de difícil respuesta porque todos nos identificamos con nuestro cuerpo, nuestras circunstancias, nuestra pesonalidad y nuestra mente. Esas identificaciones son fruto de nuestra cultura pero también de nuestra erronea percepción de la realidad. Dice el Budismo que vivimos en ignorancia de esa realidad, que podemos dar pasos para poder comprender lo que es real o no en nuestra vida, pero para eso necesitamos mucho trabajo interior.



¿Te identificas con tu cuerpo?

Debo decirte que no eres ese cuerpo. ¿Acaso ves tu mano y sientes que estás dentro de ella? Lo mismo sucede con las piernas, ¿crees que vives dentro de tu pierna derecha? Somos mucho más que una mano o una pierna. Cuando nos vemos al espejo vemos a quién reconocemos con nosotros mismos, pero volvemos a equivocarnos, no somos esa persona. La persona del espejo se vuelve mayor, le salen arrugas, se vuelve más delgada o con más peso, pero nosotros, los autenticos «Yo» no tenemos esos cambios, seguimos siendo los mismos desde que nacemos hasta que dejamos de vivir. Quienes somos no envejece, no cambia a lo largo del tiempo, ni tan siquiera las experiencias cambian a ese «Yo».


¿Crees que eres tus circunstancias?

La experiencia es en gran medida lo que va conformando nuestra persnonalidad cómo personas, pero esa experiencia tampoco nos define, no forma parte de nuestra verdadera esencia. ¿Acaso eres ese problema en el trabajo? O quizá creas que puedes ser el ruido que hace tu vecino. ¿Puedes ser la discusión con tu jefe? No eres nada de eso, eres otra cosa que no tiene nada que ver con todo lo que te sucede. Tampoco esos sucesos tienen porque ser malos o buenos, sigues sin ser ninguno de ellos.


¿Puedes ser tu mente?

Muchos pueden identificarse con su mente, parece lo más obvio, pero vamos a analizar esa cuestión. ¿Puedes ser tu mente cuando esta es el origen de pensamientos que no te hacen bien? ¿Has probado a cerrar los ojos, centrarte en la respiración (la meditación) e intentar no «pensar» en nada? Verás que en pocos segundos, incluso sin que tu lo quieras, comienzan a aparecer pensamientos. Todos esos pensamientos que no buscas no los generas tú, no son tu elección, simplemente aparecen de la «nada», tampoco tienen ninguna utilidad, pero están ahí.


Esos pensamientos del ejemplo anterior son la clara evidencia de que no somos la mente, pero vamos a seguir indagando en esta idea. Cuando te sientes ansioso o ansiosa, cuando los pensamientos negativos aparecen en tu día a día, en cualquier forma, incluso pensamientos sobre enfermedades que puedas sufrir, ¿acaso los buscas? No eres tú quién quiere sufrir con esas ideas, no las buscas, segurmente trates de evitarlas, por ello no eres la mente, no eres la generadora de esos pensamientos, eres mucho más que eso.


Somos mucho más que todo lo que imaginamos

La respuesta a la pregunta de quienes somos no es sencilla. Es posible que cada uno de nosotros pueda llegar a encontrar diferentes respuestas, suele ser algo muy personal, pero desde luego sacando todo aquello que no somos es cuando realmente nos vamos a encontrar.


Somos los observadores. Somos quienes observan una realidad que nos proporcionan los sentidos, que va traducciendo parte de nuestro cerebro a raíz de toda la información que le llega del exterior, y que nos presenta en forma de imágenes y sonidos, pero todo ellos con una enorme carga interpretativa. Esa realida está construida por la mente y nosotos simplemente la observamos. Prueba a tomar distancia, no te sientas parte de ese proceso, siente que eres un expectador, posiblemente de un sueño, y que todo lo que sucede te afecta siempre que le des un valor de realidad. No luches contra esa interpretación, sé comprensivo con ella. Todo lo que nos presenta la mente si está vinculado a las sensaciones, emociones y circunstancias. Nuestra mente trata de mantenernos a salvo, ese es su cometido, pero nosotros, los «Yo» reales, podemos y debemos tomar partido y saber elegir lo que nos conviene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Dónde está la felicididad?

¿Dónde se encuentra eso tan ansiado por todo ser humano? ¿Qué es lo que más deseas? ¿Qué es la felicidad para ti? La felicidad debería ser e...